Los industriales de Santa Fe celebraron su día en un almuerzo multitudinario en Pérez y plantearon el desafío de sostener el modelo industrial. Fuerte acompañamiento de la ARDI.

20.09.2016 12:39

El mensaje del Vice presidente de FISFE Alejandro Taborda fue  explícito en su discurso:  Sin industria no hay país, no hay nación, no hay futuro.

Con una alta presencia de industriales de la región nucleados en la  ARDI se concretó el  almuerzo de celebración del día de la industria organizado por la Federación industrial de Santa Fe en la localidad de Pérez, más precisamente en el  Parque Industrial Metropolitano, localidad vecina a Rosario.  En la gigantesca nave que la empresa Gerdau inaugurará la semana próxima, y rodeada de modernas plantas industriales, el escenario fue propicio para que se planteara un importante  debate sobre el modelo industrial, el rol del Estado, la política de apertura de las importaciones, y otros conceptos a los que se refirieron dirigentes industriales y funcionarios públicos.

La convocatoria tuvo presencia  de la región. Desde hace varios años la Agenda Regional de Industrias, una iniciativa de asociación gremial empresaria surgida de la vinculación entre las comisiones de industrias de una docena de localidades del centro-norte santafesino, aporta presencia como para completar varias mesas. Sunchales, Esperanza, Rafaela, San Vicente, Zenón Pereyra, Gálvez, San Carlos Centro y otras localidades de la región estuvieron presentes en el encuentro, que convocó a un millar de empresarios e invitados especiales, todo con la organización de FISFE y del Centro Económico de Pérez.

Como es habitual, se entregaron los premios al Mérito Industrial. Héctor Gómez, de Induquímika, recibió la distinción para esa empresa de Rafaela, en tanto que Richiger y Collino Machines, de Sunchales, también recibieron el premio. 

Luego de la bienvenida de los representantes locales, la ronda de discursos incluyó el esperado mensaje de Alejandro Taborda, presidente de la Unión Industrial de Santa Fe y vicepresidente de FISFE, quien habló en representación de los empresarios santafesinos ante la ausencia de Guillermo Moretti, el presidente de la entidad.

Dirigiéndose a los funcionarios nacionales y provinciales, exhortó a "insistir en un necesario cambio cultural donde se reconozca que sin industria no hay país, no hay Nación ni hay futuro. Este cambio no es menor. Rememoro el  triste episodio de hacer  una publicidad que desprecie la industria nacional, como aquella de la famosa silla, donde la silla fabricada por argentinos se rompía, y las importadas, las que hacían industriales extranjeros con mano de obra extranjera, esa sí servía. No puede volver a ocurrir, porque necesitamos instalar una clara conciencia social de que la industria es el eje fundamental del crecimiento, de trabajo de calidad y sinónimo de bienestar social".


En esa línea, aseguró que "desde algunos lugares se cuestiona a la industrialización y al modelo de sustitución de importaciones. Para nosotros es fundamental la producción nacional de bienes de capital y bienes de consumo. Esto significa desarrollo de nuevos productos, más trabajo para los argentinos, mejores salarios y mayor calidad de vida".

Sobre la coyuntura actual, aseguró que "desde hace tres años que el mundo dejó de ser comprador. El mundo ahora es vendedor. Se cayó la demanda mundial y el precio de los productos. Nos encontramos ante un escenario internacional con saldos exportables y precios de dumping". Así, consideró que "estamos en un momento donde debemos fortalecer nuestro mercado interno para poder consumir más de los productos que fabricamos y aumentar el círculo virtuoso de una comunidad equitativa".


"Aquí comienza la vieja discusión de las escuelas económicas -planteó Taborda- ¿quién define una inversión? La oferta o la demanda? Nosotros creemos que la demanda, por supuesto. Y el Estado debe promoverla por medio de infraestructura y educación, utilizando incluso la participación de los fondos de la ANSeS. En definitiva, debe dar señales claras y fuertes de que la industria es parte de la agenda del Gobierno nacional, y también de los gobiernos provincial y municipales", enfatizó.
Adrián Kaufmann, en representación de la UIA, pronunció un discurso larguísimo y monótono, en los que describió algunos tibios reclamos, citó pesadas estadísticas y manifestó su expectativa de que en el 2017 se ven los frutos de los cambios instrumentados en la política económica nacional, aunque advirtió que la caída del Producto Bruto Industrial en este año superará el 4%, contra el 3% que habían estimado originalmente los propios industriales.


Por su parte, Martín Etchegoyen, en representación del Gobierno nacional, explicó las razones de lo que aceptó como "algunos desbordes" en las importaciones que ingresaron al país y anticipó que habrá correcciones en esa política. Pero resaltó una y otra vez la necesidad de que los industriales "se concienticen de que la palabra clave es competitividad".
Finalmente, el gobernador Lifschitz también dijo lo suyo. "El rol del Estado es acompañar, promover, regular y cuidar la industria, porque todos los países protegen a sus industrias", afirmó, tras lo cual mostró su preocupación por que todavía en el país "siguen dando vueltas las ideas que plantean que se puede desarrollar la economía sin industrias".


"Necesitamos un trabajo conjunto para mejorar la competitividad", indicó y aseguró que el Estado debe acompañar "a los empresarios e industriales, en la buenas y en las malas; necesitamos un proyecto industrialista para la Argentina, con un gran consenso político y social".
También, el Gobernador garantizó que "todas las empresas de la Provincia que necesiten energía la van a tener. La EPE no va a ser un obstáculo para que las empresas generen puestos de trabajo".

 

Presencias oficiales y de la región

La fiesta fue presidida por el gobernador Miguel Lifschitz y el secretario de Industrias de la Nación, Martín Etchegoyen. También asistieron los senadores nacionales Omar Perotti y María de los Angeles Sacnun; diputados nacionales y provinciales, intendentes, y dirigentes empresarios como el titular de la Unión Industrial Argentina, Adrián Kaufmann; y el presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina, Gerardo Venutolo. También los ministros provinciales de Trabajo, Julio Genesini; de Producción, Luis Contigiani; de Educación, Claudia Balagué; de Ciencia y Tecnologia Eduardo Matosso , el titular de la Cámara de Diputados de la Provincia, Antonio Bonfatti, y otras personalidades.

Por la región Centro Oeste  se encontraban los representantes de las comisiones de industrias de Esperanza, Sunchales, Rafaela y Gálvez.. La delegación de ARDI estuvo representada por los principales dirigentes :el vicepresidente del CCIRR, Gabriel Rivarossa; el Presidente de la CI de Gálvez Mario Bounous, por Sunchales Leonardo Collino, el director Ejecutivo del CCIRR , Benjamín Albrecht; el coordinador de ACDICAR, Daniel Frana, los  dirigentes de FISFE Juan Carlos Basso y  Diego Turco, representantes de la Cámara de Industriales Metalúrgicos. Por el sector público de  Rafaela asistieron, entre otros, el intendente Luis Castellano; el concejal Jorge Muriel; el secretario de Desarrollo, Innovación y Relaciones Internacionales Marcos Corach

Parte de prensa ARDI

Fuente periodísticas : Miguel Gonzales y Melina Peralta.