La FISFE vaticina un "escenario complejo" para 2018

11.03.2018 20:33

Los principales diarios provinciales presentaron en sus ediciones de los ultimos dias la preocupación de la Federación industrial de Santa Fe respecto al panorama que se avecina y a al conjunto de factores que incidiran sobre la competitividad de las pynes industriales santafesinas.

El Diario El Litoral refleja en su nota del pasado domingo 4 de marzo el vaticinio de un “escenario complejo” para los próximos meses producto de distintos factores que inciden sobre la economía como las consecuencias de la sequía que afecta a buena parte de la zona nucleo, los nuevos aumentos de las tarifas de energía eléctrica y los altos costos financieros que debilitan la competitividad, y una caída en el consumo masivo.

 

La nota continúa haciendo referencia al   informe del mes de enero que elabora el Centro de Estudios de la entidad gremial empresaria, la actividad creció el primer mes de 2018 el 2,8 por ciento impulsado por los sectores vinculados a la construcción como el rubro de los minerales no metálicos y la siderurgia, pero como consecuencia del comportamiento del resto de las actividades más las medidas de política económica y factores climáticos, hace que no sea optimistas respecto respecto a lo por venir.

 

El nivel de actividad del bloque minerales no metálicos registró en enero de 2018 un aumento de 23,6% interanual, prolongando la recuperación del año anterior. En tanto el consumo de cemento en la provincia aumentó el 40,1% interanual, representando el segundo registro mensual más elevado de los últimos diez años.

 

Por su parte la industria siderúrgica extendió en enero de 2018 su etapa de recuperación. La producción de acero tuvo una suba interanual de 43,3%, mientras que en productos laminados en caliente la mejora fue de 6,5% en relación al primer mes de 2017.

 

“Las recientes estimaciones agrícolas adelantan una considerable caída de los niveles de actividad en el complejo industrial soja, con impacto negativo en todo el sistema productivo provincial. Los nuevos incrementos de tarifas de servicios esperados para los próximos meses, junto a la persistencia de altos costos financieros, debilitan la competitividad de los sectores industriales. Adicionalmente, se ralentizaron los niveles de consumo (las ventas en supermercados se estancaron en diciembre de 2017) y la actividad económica en general (el EMAE desaceleró en diciembre por tercer mes consecutivo), y se registró un fuerte crecimiento de las importaciones (32,1% en enero de 2018), a partir de nuevas resoluciones sobre licencias automáticas, lo que genera inquietud en varios sectores fabriles”, resumen el informe mensual que elabora el centro de estudios.

 

Respecto al comportamiento de los distintos sectores industriales de la provincia, el informe indica que el complejo industrial soja comenzó el año con una caída de sus exportaciones. El procesamiento de semillas de soja en Santa Fe presentó durante enero, por sexto mes consecutivo, un retroceso de 3,3% interanual y la elaboración de aceite de soja disminuyó 4,2% en relación al primer mes de 2017.

 

La producción de calzado, por su parte, cerró el año 2017 con un caída de 9,9%, según la información de la Cámara de la Industria del Calzado, en tanto las importaciones aumentaron el 27%.

 

Finalmente, la producción de vehículos automotores alcanzó en enero de 2018 las 21.858 unidades, representando una caída de 18,3% interanual. Las exportaciones de las terminales en el primer mes del año, 10.409 vehículos, subieron 6,7% con respecto a enero de 2017 y las ventas a concesionarios en el primer mes del año significaron una disminución de -7,7% interanual.